YOUR ADS HERE

See the Advertising Section. Only for companies and events focused on biorefining, bioeconomy and related sectors.

Consulta la Sección de Publicidad. Sólo para empresas y eventos centrados en el biorrefino, la bioeconomía y sectores relacionados.

jueves, 26 de abril de 2018

Perfil: Biokemik (Biosyncaucho) – Liberando el potencial de la química verde



Tipo de entrada: PERFIL DE EMPRESA.

En el acto de presentación oficial del Manual sobre las Biorrefinerías en España que tuvo lugar en el mes de septiembre del pasado año, tuve la oportunidad de conocer a Jesús Torrecilla, Responsable de activos tecnológicos de Energía y Medio Ambiente en TecnaliaVentures. Tecnalia Research & Innovation es el mayor grupo privado de I+D+i de España y uno de los más grandes de Europa y TecnaliaVentures, como “ventures builders”, es la responsable de generar impacto, convirtiendo sus activos tecnológicos en negocios rentables y sostenibles. Durante la breve conversación que mantuvimos, salió a relucir un proyecto con potencial para impulsar el mercado de los productos químicos sostenibles en España. Ese fue el germen de este perfil de Biokemik (Biosyncaucho S.L.) que he preparado con la amable colaboración de Jesús.

Antecedentes

Biokemik (Biosyncaucho S.L.) nació en mayo de 2015 con el objetivo de escalar procesos desarrollados a escala laboratorio y comercializar productos químicos de alto valor añadido a partir de materias primas de origen renovable. Se trata de una empresa de base tecnológica respaldada por la visión estratégica y el compromiso de Tecnalia. De hecho, fue este grupo de I+D+i el que transfirió los activos intangibles y una contribución en efectivo para constituir Biokemik (Biosyncaucho S.L.).

El proyecto fue patrocinado por el fondo de prueba de concepto Omega, gestionado por Tecnalia Ventures y apoyado por Kereon Partners (fondo de inversión privada que entró en el capital de la empresa). Aunque la mercantil sigue llamándose Biosyncaucho S.L., la marca comercial ha pasado a designarse Biokemik a finales de 2017. La compañía está integrada por un equipo experimentado que ha desarrollado y lanzado con éxito varias “spin-offs” y un grupo de investigadores de dilatada experiencia en tecnologías químicas.

El nombre de Biosyncaucho proviene del origen de la iniciativa, orientada a la obtención de 1,3-butadieno, monómero para la síntesis del caucho, pero nunca ha estado en el alcance la producción del polímero. Adicionalmente, hay otros dos factores relevantes para el cambio de denominación: la vocación internacional de la Sociedad y el hecho de que Biosyncaucho es una plataforma química con cuatro productos químicos dirigidos a diferentes mercados (algunos ajenos al propio caucho). El nuevo nombre comercial, Biokemik, está en línea con la realidad del negocio actual enfocado a moléculas de origen renovable y el eslogan “Greenventing Chemistry” pone de manifiesto que todos los procesos implicados en la tecnología son novedosos y disponen de numerosas patentes asociadas, concedidas o en proceso de solicitud.

Equipo

Jesús Torrecilla (Presidente del Consejo de Administración) es un químico que ha estado a lo largo de sus 30 años de trayectoria profesional muy vinculado al sector. Tiene una dilatada experiencia en el desarrollo y liderazgo de proyectos de I+D en procesos y tecnologías químicas así como en la propia gestión de la I+D a través de su participación o liderazgo en redes de excelencia científicas, plataformas tecnológicas o como director de departamento de química sostenible. Posee, asimismo, amplia experiencia en la transferencia de tecnología al mercado tanto creando nuevas empresas de base tecnológica como licenciando tecnología.

José Tesán ejerce la Secretaría del Consejo en representación de Kereon Partners. Es Ingeniero Civil y responsable de inversiones. Tiene vasta experiencia en la creación y gestión de nuevos negocios.

José Ramón Ochoa (Investigador Principal en Biokemik y en Tecnalia) es Doctor en Química con MBA y autor de libros, patentes y numerosas publicaciones científicas en el ámbito de la tecnología química.

Tomás Roncal (Investigador Senior) es Doctor en Química y especialista en procesos de fermentación. Autor de  varias patentes y publicaciones científicas.

Francisca Rio (Investigador Senior) es Doctora en Química y autora de varias publicaciones científicas y patentes.

Walter Ramírez (Director de Desarrollo de Negocio) es Doctor en Ciencias. Ha participado en la fundación de empresas y centros de investigación. Es autor de patentes y publicaciones.

Tecnología de proceso y productos

La tecnología de Biokemik permite obtener varios productos químicos de interés comercial a partir de biomasa no alimentaria (también son válidos algunos subproductos industriales baratos), mediante procesos mixtos fermentativos y químicos. En los procesos de fermentación se utilizan microorganismos de riesgo biológico 1, patentados y con registro CECT (Colección Española de Cultivos Tipo). Las ventajas competitivas de la tecnología Biokemik son: alta selectividad, alto rendimiento, alta eficiencia y bajos costes de fabricación.

En el siguiente cuadro se resumen los procesos de obtención y las aplicaciones de cada producto:
Producto
Proceso
Aplicación
Bio-1,3-butadieno
Deshidrogenación catalítica del 2,3-butanodiol.
– Elastómeros termoplásticos: copolímeros estirénicos (SBS, SEBS), látex SBR.
– Nylon.
– Química fina: sulfolano, laurolactama, THF.
– Caucho sintético: caucho estireno-butadieno, caucho nitrílico, cauchos líquidos.
– Plásticos estirénicos: ABS, HIPS, MBS.
– Resinas epoxídicas.
Bio-2,3-butanodiol
Fermentación a partir de biomasa como fuente de glucosa.
Pesticidas, productos químicos, productos farmacéuticos y plásticos como TPUs.
Bio-metil-etil-cetona
Proceso químico o electro-reducción a partir de acetoína o a partir de 2,3-butanodiol.
Es un disolvente usado en múltiples aplicaciones industriales por su baja viscosidad, velocidad de evaporación y miscibilidad con hidrocarburos.
Bio-acetoina
Fermentación a partir de biomasa como fuente de glucosa.
Es un producto de química fina usado como aditivo y precursor de saborizantes y fragancias.

Figura 1. Esquema de la tecnología propietaria Biokemik (cortesía de Biokemik)

La tecnología está muy fortalecida en cuanto a IP, protegida a fecha actual por las siguientes patentes:
ES 2352633 B8
Cepa mutante de Lactococcuslactislactis y método para la producción industrial de acetoína.
Fecha de prioridad: 04/08/2009.
Fecha de publicación: 20/02/2012.
WO 2016012634 A1
Método para fabricar 2,3-butanodiol por hidrogenación de acetoína.
Fecha de prioridad: 23/07/2014.
Fecha de publicación: 28/01/2016.
WO 2016097122 A1
Método para fabricar 2,3-butanodiol por electro-reducción de acetoína.
Fecha de prioridad: 18/12/2014.
Fecha de publicación: 23/06/2016.
WO2016142419 (A1)
Producción metabólica mediante bacterium de ácido láctico.
Fecha de prioridad: 03/09/2015.
PCT/EP/2017/068117
Cepa bacteriana para producir 2,3-butanodiol y otros metabolitos.
Fecha de prioridad: 10/07/2016.
PCT/EP2017/073021
Método electroquímico para obtención de metil-etil-cetona.
Fecha de prioridad: 14/09/2016.

Los tres microorganismos implicados en los procesos están patentados y disponen de registro CECT. Adicionalmente, dentro de la estrategia de protección, se han depositado ante notario cuatro procesos, registrados como know-how industrial.

Planta piloto y planta de demostración

Biosyncaucho cuenta desde finales de 2015 con una planta piloto con capacidad de hasta 300 kg/año que ha permitido validar la tecnología en la primera etapa de escalado desde el laboratorio y fabricar pequeñas cantidades para realizar pruebas tempranas de mercado con las diferentes biomoléculas.

La planta piloto ya dispone de todos los procesos necesarios para la obtención de todo el catálogo de productos con especificaciones comerciales, desde la reacción y la fermentación hasta la etapa de “downstream”.

Actualmente, ya está disponible la ingeniería conceptual, básica y de detalle para la construcción de una planta “semi-industrial” de demostración flexible y segura. La biorrefinería tendrá una capacidad de 100 ton/año de acetoína, equivalente a 85 ton/año de 2,3-BDO. Será una instalación singular que permitirá la realización de pruebas de escalado y la validación de otro tipo de biomoléculas.

Figura 2. Modelo de la nueva planta (cortesía de Biokemik)

Perspectivas de futuro

Biokemik se encuentra en este momento en fase de ampliación de capital y búsqueda de socios smart, preferentemente industriales, que aporten sinergias de proceso y canal comercial para reforzar crecimiento. Hasta la fecha, se va cumpliendo sin desviaciones la hoja de ruta técnica y de negocio definida en la constitución de la sociedad.

La planta demo estará construida a finales de 2019 y, tras un período de pruebas, permitirá la industrialización plena de la tecnología a partir del año 2020. De hecho, si se materializan las negociaciones abiertas con varias empresas tractoras de los segmentos implicados, la planta semi-industrial podría incrementar su capacidad a 200 ton/año de inicio, constituyéndose en una unidad industrial rentable. Posteriormente,  se procedería a la expansión del negocio por medio de nuevas plantas o bajo modelo de licencias parciales (por productos y ámbitos geográfico

No hay comentarios :

Publicar un comentario